top
logo

REDES SOCIALES

  • Facebook: Arquitectronica
  • Twitter: arquitectronica

Virtuoso del dibujo: Saul Steinberg Imprimir Manda el articulo a un Amigo
La Dulwich Picture Gallery, una importante galería pública que se encuentra en las afueras de Londres, presenta hasta el 15 de febrero una retrospectiva itinerante de Saul Steinberg, el maestro del dibujo siempre asociado a las páginas de la revista The New Yorker.

Titulada Illuminations (Iluminaciones), la exposición reúne más de un centenar de dibujos, collages y “ensamblajes escultóricos” de un artista que unió a su humor un auténtico virtuosismo gráfico.

A Steinberg, el conocido teórico del arte E.H. Gombrich, lo catalogó como “tal vez, el artista que más sabía de la filosofía de la representación”.

En uno de sus dibujos más famosos, el titulado I Do I Have I Am, de 1971, la última frase: “I Am” —yo soy— está escrita en letras que descansan sobre sólidos cimientos, las de “I Have” (Tengo) dan una impresión de inestabilidad y finalmente “I Do” (Hago) brilla en el cielo.

Gombrich también apunta a las “contradicciones” como una herramienta del artista.

El propio Steinberg (1914-1999) dijo: “Recurro a la complicidad del lector, que transformará la línea en significado utilizando nuestro común trasfondo de cultura, historia y poesía. La contemporaneidad es, en cierto sentido, complicidad”.

 

En su libro de ensayos Topics of our times, Gombrich se lamentaba, por otro lado, de que no se le hubiese prestado a Steinberg hasta entonces la atención que, a sus ojos, merecía.

Nacido en Rumania, Steinberg estudió primero filosofía en la Universidad de Bucarest antes de trasladarse a la Italia fascista de Mussolini para estudiar arquitectura.

En Milán, Italia, se dio a conocer como todo un dibujante humorístico, pero los contratiempos con las leyes racistas de ese país, que dificultaban el ejercicio de ciertas profesiones, le hizo emigrar en 1942 a Estados Unidos.

Fue en este último país donde se cimentó su fama como ilustrador, diseñador de tarjetas de Navidad, muralista, artista de la publicidad, escenógrafo y creador incansable de imágenes.

Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó como propagandista para la Office of Strategic Services en China, Argelia y también en Italia.

Contratado por The New Yorker, Steinberg se convirtió en uno de sus pilares hasta el punto de realizar para la revista más de 90 portadas y un número de dibujos superior a los mil 200.

En sus dibujos, Steinberg satiriza, analiza, sopesa, calcula, indaga, diagnostica, revela, ilumina y al mismo tiempo se reinventa constantemente sobre el papel, como ha escrito el crítico Joel Smith.

Nada elitista pese a su importante bagaje cultural europeo, Steinberg no veía ninguna incompatibilidad entre lo respetable y lo vulgar y estaba siempre abierto a todo.

Dotado de una insaciable curiosidad y de un gran poder de observación, Steinberg declinó siempre especializarse. Le valía cualquier lenguaje visual que satisficiese sus necesidades expresivas.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Banner
Banner
Banner
Banner

bottom

Arquitectronica www.arquitectronica.com.mx © Copyright 2003-2008. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del editor.