top
logo

REDES SOCIALES

  • Facebook: Arquitectronica
  • Twitter: arquitectronica

Palacio Municipal de Puebla a traves del tiempo Imprimir Manda el articulo a un Amigo

palacioEl palacio del ayuntamiento o municipal debe ser considerado como símbolo emblemático del poder civil que en contraposición al poder espiritual de la iglesia nos recuerda la temporalidad y finitud de la presencia del hombre.

El Palacio Municipal se encuentra en el corazón de la ciudad, justo frente al zócalo y la Catedral. El edificio está enmarcado por el portal Hidalgo, que es el más antiguo de los tres que forman el zócalo.

El lugar que ocupa el edificio ha sido desde la fundación de la ciudad en el siglo XVI, el mismo que desde un principio se destino para albergar las “casas reales” o edificios del cabildo para un buen gobierno y administración de la ciudad, siendo al mismo tiempo sede de los tribunales de justicia, donde los alcalde mayor y ordinario actuaban como jueces de primera instancia y la cárcel, cumpliendo así con lo que marcaban las leyes indianas de que los pueblos tuvieran tres lugares públicos para el despacho de sus negocios: la casa de Cabildo o Consejo, la casa de la Audiencia y la cárcel.

Si bien en el trazada de la ciudad se reservo al Cabildo toda la manzana de la acera norte de la Plaza Pública, pronto fue autorizado el ayuntamiento por el virrey a vender la mitad de dicha manzana, volviendo a recuperar más tarde todas las accesorias del portal de esta acera y otras más que daban a las calles de Guevara, 1° de Mercaderes y la Alhóndiga en la calle de la Carnicería. Después de la ley de desamortización de bienes de manos muertas del 26 de junio de 1856, se vio el cabildo en la necesidad de volver estos bienes raíces que formaban parte de sus “propios”, conservando solo la mitad Oriente del Portal y la Alhóndiga. En 1536 se empezó a construir la primera casa municipal, consistiendo esta en tres salas de un solo nivel, una grande y dos pequeñas en los extremos, sumando sus dimensiones poco más de la cuarta parte  del actual Palacio. La sala principal era la de Cabildo y tenía un estrado de piedra con su escalinata. Adentro estaba un claustro y por delante del edificio se encontraba el portal. Junto se hallaba la vivienda del alcalde mayor y al poniente del Cabildo se hallaba instalada la Audiencia y la cárcel; por detrás, en el sitio donde se construyo después la Alhóndiga, se ubico el Corral del Consejo (1546-1576).

              palacio noche

Al principiar el siglo XVII, se agrego el segundo nivel a las casas consistoriales, construyéndose otros anexos para la contaduría de las reales alcabalas y el archivo, aunque todas las instalaciones carecían de “lucimiento y comodidad”; por lo que, en  1714, el alcalde mayor  Juan José de Veytia y Linaje (1699-1722), construiría un nuevo edificio levantándolo de los cimientos, con una nueva vivienda para los alcaldes mayores y la sala capitular y capilla que tenían su entrada por la misma puerta y escalera principal del palacio. El actual edificio data de finales del siglo XIX y principios de XX, obra del arquitecto inglés Charles James S. Hall. El edificio actual, de estilo neoclásico con influencias Isabelinas y del renacimiento. El Palacio, que es llamado así por la importante función que cumple para la ciudad, es bellísimo por fuera y por dentro. Sus muebles, su imponente escalera, los plafones que adornan el techo y la sala de cabildos, donde sesiona la asamblea de la ciudad, son parte importante de su atractivo.

El edificio original, corazón civil de la ciudad, fue construido desde el s XVI pero a través del tiempo fue sufriendo modificaciones para hacerlo más bello y funcional. En sus inicios, además de albergar la sede de los poderes, se encontraban también los archivos del cabildo, las cárceles e incluso la carnicería y un granero. En 1896 el arquitecto Carlos J. Hall, demolió el edificio colonial para construir el que hoy conocemos. La construcción duró varios años y fue finalmente inaugurado en 1906. La estructura del edificio se organiza a partir de un gran patio central de forma rectangular que recuerda los claustros de la época colonial. A partir de este espacio se organizan las diferentes salas, comunicadas entre sí por amplios corredores. La Sala de Cabildos es la parte del edificio que presenta los elementos de mayor interés artístico. La portada de la sala data de 1714 y en el muro exterior podemos admirar la cédula real que da su título a la ciudad y el escudo de armas. Los muros y el techo están ricamente adornados. En las paredes encontramos esculturas de hombres que simular cargar los capiteles jónicos sobre sus hombros, como un símbolo de la fuerza de la ciudad. Por su parte el techo y la decoración de los plafones es bellísima. Las puertas, las ventanas, la gran mesa tallada y hasta los sitiales o sillones donde se instalan los regidores están bellamente trabajados, siendo, la silla del alcalde más alta que las demás con el escudo de Puebla rematando el respaldo.

                                          palacio municipal

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Banner
Banner
Banner
Banner

bottom

Arquitectronica www.arquitectronica.com.mx © Copyright 2003-2008. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del editor.