top
logo

REDES SOCIALES

  • Facebook: Arquitectronica
  • Twitter: arquitectronica

Imprimir Manda el articulo a un Amigo

El estado de puebla es reconocido a nivel mundial  como una de las ciudades mas antiguas de España, fundada  en 1531; las características únicas del estado son muchas regalándole un encanto distintivo ya sea por su arte culinario, artesanías, historia, la arquitectura es sin duda su mayor belleza.

 

Los estilos barrocos y coloniales se deslizan por todas las calles poblanas, claro que la belleza que la urbe posee solo puede deberse a una razón que deba expresarlo todo; las construcciones religiosas  son el mejor lienzo que un arquitecto pueda poseer.

 

Estas edificaciones obligan a observarlo y entender todo de una manera suprema, aquella conjunción de mortalidad e inmortalidad  trazan el hilo que  los unirá.

 

Por toda la ciudad se distinguen varios edificios prueba tangible de esto. Las iglesias en puebla toman otro significado si recordamos lo que  cuenta  la leyenda de su  fundación “los ángeles han elegido este lugar para fundar la ciudad”, la catedral por ejemplo conocida a nivel mundial como una de las más bellas, pero por ahora no hablaremos de ella, el lugar que elegiremos esta vez será EL TEMPLO DEL ESPIRITU SANTO  conocido a su vez como la Iglesia de la Compañía.

 

Siendo un templo de culto católico romano bajo la evocación del Espíritu Santo, fue fundada por religiosos jesuitas; este se encuentra ubicado al lado del Edificio Carolino en la 4 Sur y Avenida Palafox y Mendoza.

 

Se le considera a Melchor Covarrubias como parte fundamental para su construcción ya que siendo alcalde en el año de 1587 dio una muy importante donación, a su muerte la orden de los jesuitas heredaron sus bienes; así emprendieron los trabajos para la construcción de el “nuevo templo” en 1583 dándole termino hasta el 1600 año de su congregación.

 

En 1666 el padre Pedro Valencia contrató a Diego Marín, maestro dorador y arquitecto para blanquear y decorar las bóvedas del recinto con obras de yesería al estilo Marianista, era el año de 1759 y aun la obra no lograba todo su esplendor aun solo con una torre. Las obras de Marín no subsistieron ya que fueron sustituidas por las obras de lo que trazaría el estilo que seguiría este hasta la finalización de la iglesia que conocemos actualmente, obras a cargo de otro arquitecto esta vez José Miguel de Santa María, considerado como un verdadero maestro de la arquitectura barroca poblana.

 

Santa María murió a los pocos meses de la finalización del templo, como homenaje, sus restos fueron de los primeros en ser enterrados. En su termino este templo fue bendecido por el obispo Francisco Fabián y Fuero en 1767 solo meses antes de la expulsión de los Jesuitas.

 

Durante el inicio del siguiente siglo fueron construidas sus torres gracias al obispo Manuel González del Campillo. El retablo que data de 1927 fue diseñado por el arquitecto Luis G. Olvera.

Su interior consta de tres naves t un pórtico al frente, resguardado con herrería de forja poblana en cinco arcos; tres adelante y dos a los lados, el arco central, la sacristía se encuentra decorada con hermosos lienzos de finales de siglo XVII, pintados al óleo por José Rodríguez Carnero, lo acompaña un conjunto de cajoneras con relieves que lo complementan.

 

Sobre las tres puertas del pórtico frontal se leen los monogramas MAR (María) IHIS (Jesús) y JOSEP (José), arriba de la ventana del segundo cuerpo en el centro de la fachada, esta el escudo de armas, una de Vid y la otra de Laurel.

 

En la antesala de la sacristía esta empotrada en la pared se encuentra la lapida del sepulcro de Catarina de San Juan, la famosa (china poblana), quien de niña fue una esclava de nombre MIrrha.

 

 

Campanarios de cuerpos transparentes que nos remiten a la Catedral de México. Abajo encontramos un pórtico retirado que se abre al exterior mediante un arco trilobulado que realmente es un arco formado por la intersección de tres arcos de medio punto.

 

 Combina el primer esquema de Diego de la Sierra: es un tipo de arco que empieza en Puebla, con el dominio de las técnicas constructivas. No se trata de la puerta de acceso sino de un pórtico que da paso a la puerta de acceso.

 

Combina la piedra en el cuerpo inferior, mientras que el cuerpo superior es una construcción decorada con argamasa propia de la tradición poblana, de color blanco y con una exuberante decoración. Juega con el contraste de colores y texturas materiales.

Elementos muy dibujados por la flexibilidad del material, y por eso la decoración se concentra arriba, mientras que el cuerpo inferior al ser de piedra es más costoso de labrar.

 


Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Banner
Banner
Banner
Banner

bottom

Arquitectronica www.arquitectronica.com.mx © Copyright 2003-2008. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del editor.